Nacho San Miguel

Teoría de los Juegos: Evolución de las Personalidades y Contacto Social

Publicado por: Nacho San Miguel Moreno en a las 16:26
Recientemente, una investigación realizada por las universidades de Bristol y Exeter ofrece una nueva explicación sobre por qué en los humanos, y en otras especies sociales, ha evolucionado una variedad tan amplia de rasgos de la personalidad.
La Teoría de Juegos , como ya vimos  en un post anterior, se utiliza para intentar predecir matemáticamente el comportamiento de individuos cuando realizan elecciones que dependen de las elecciones de otros. Desarrollada inicialmente como una herramienta para comprender comportamientos económicos, la teoría de juegos se utiliza cada vez más en diversos campos , desde la biología y la psicología hasta la sociología y la filosofía.
El profesor John McNamara de la Universidad de Bristol, usando un modelo matemático desarrollado por él y su equipo de investigación ,adaptó la teoría de los juegos para que los jugadores tuvieran alguna variación en sus personalidades, y para permitir que pudieran monitorizar las tendencias cooperativas de los demás a medida que avanzaba el juego,es decir, para que los mismos jugadores (algoritmos de jugadores) fuesen capaces de observar como actúan los demás y modificar su comportamiento en consecuencia. Aplicando esta nueva variación del juego, los investigadores encontraron que la observación del comportamiento de los demás originó individuos que eran socialmente más conscientes, lo que a su vez exageró los rasgos de personalidad de los jugadores. Algunos se volvieron más cooperativos, porque se dieron cuenta del impacto que tenían sus decisiones en su reputación, mientras otros se volvieron menos cooperativos y se aprovecharon de individuos crédulos para beneficio personal.
Evolutivamente hablando, ésta es una tendencia que se retroalimenta: La variación engendra más variación, aumentando la brecha entre quienes confían y cooperan, y quienes se aprovechan de los individuos crédulos.

El modelo mostró un bucle de "realimentación positiva" en el cual la variación promueve una mayor concienciación social (los jugadores son más conscientes de lo que hace el resto), lo cual favorece una mayor divergencia de personalidades, manteniendo la necesidad de una mayor concienciación social.
Resumiendo la teoría del Profesor McNamara, podemos decir que debido a que las personas actúan de formas tan diferentes, necesitamos información para decidir si confiamos o no en ellas. Esto promueve una gama realmente diversa de respuestas que, a su vez, hace que la concienciación social sea aún mayor.

Aunque el modelo se centra en individuos, también se puede aplicar al comportamiento de sociedades enteras. Esta teoría ofrece una explicación sobre por qué la variación de personalidades ha evolucionado en los seres humanos y en otras especies sociales.
Link original:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
 
Clicky Web Analytics